Los manuales de morfología distinguen diversos procedimientos a través de los cuales los morfemas se combinan entre sí en el contexto de las palabras. Se trata, por una parte, del proceso de flexión y por la otra, de los de derivación y composición. Estos dos últimos son agrupados bajo el concepto general de procesos de formación de palabras.

Flexión, derivación y composición son conceptos de gran potencia explicativa, que permiten dar cuenta de fenómenos observados en muchísimas lenguas. Esto lleva a que se los proponga con frecuencia como de validez universal, también en el análisis de las lenguas de señas de los sordos. En esta sección se los va a caracterizar, abordando su utilidad para describir la morfología de la LESCO. A través de los enlaces inferiores se puede acceder a cada una de las subsecciones dedicadas a estos tres temas: