Verbos bidireccionales transitivos regulares (sujeto-objeto)

En este grupo se reúne a las señas cuyo significado es el de una acción transitiva y que son capaces de variar sus valores de LOC/OR para señalar a dos LOC relacionadas, la primera, con sus sujetos y la segunda, con sus objetos gramaticales. Las señas incluidas en este primer grupo presentan, así, el siguiente esquema de flexión:

esquema-sujeto-objeto-direccional

Esquema de flexión de los verbos bidireccionales transitivos

 

La flecha del esquema puede entenderse literalmente tanto como un desplazamiento en los verbos que lo presentan como un indicador de la orientación (puntas de los dedos seleccionados hacia el objeto) en los verbos que no muestran claramente un movimiento de contorno : cuando un verbo de este grupo tiene especificado fonológicamente un desplazamiento en el espacio (movimiento de contorno), su LOC inicial corresponde a la LOC donde se encuentra o se supone que se encuentra la entidad relacionada con el sujeto gramatical de la acción, y su LOC final, a la LOC relacionada con el objeto gramatical. Es decir, que hay una sucesión temporal en el acto de señalar al sujeto y luego al objeto. En algunas de estas señas, como ocurre con el verbo AYUDAR, el cambio de LOC es el único rasgo formal que permite determinar las LOCs del sujeto y del objeto. En otros verbos, como DAR, PRESTAR y PREGUNTAR,  no solamente se tiene un desplazamiento desde la LOC del sujeto hasta la LOC del objeto; sino que además los dedos seleccionados de la(s) mano(s) activa(s) señalan o apuntan, inicialmente, hacia la LOC del sujeto y por último hacia la LOC del objeto.

Considérese ahora el ejemplo en la Secuencia 158 (CLESCO 014, 05:38), donde se evidencia el desplazamiento de la mano (comienza en mV2Pecho y termina en mV2PechoContralateral) así como el hecho de que el dedo 1 apunta, inicialmente, hacia el lado derecho (lugar del sujeto) y termina apuntando hacia la izquierda, donde se encuentra el objeto:

sec-158b-k

Secuencia 158

En otras señas, como es el caso de ENSEÑAR y REGAÑAR, no es siempre evidente el desplazamiento entre la LOC-sujeto y la LOC-objeto (que si se verifica, suele ser una mera consecuencia articulatoria del cambio de OR), sino que se señala, mayormente, con variaciones de la orientación: la(s) mano(s) articuladora(s) apuntan con los dedos seleccionados al sujeto y orientan la zona contraria de la mano (puede ser Base o Dorso, según las señas) hacia la LOC del objeto. La Secuencia 159 (CLESCO-016, 09:51), abajo, muestra una ocurrencia de REGAÑAR en la que se evidencia que la mano permanece en la misma LOC (mV1Cuello), y lo que está cambiando es, únicamente, el valor de OR: de Dorso/Supina, lo que orienta la punta de Dedo 1 hacia delante, lugar del sujeto, a Palma/Supina, lo que hace que el índice apunte hacia el señante, lugar del objeto:

sec-159-k

Secuencia 159


Entre otras señas que siguen el esquema de REGAÑAR se cuentan ODIAR y VENCER.

Debe considerarse que factores individuales, de estilo o de registro pueden; sin embargo, modificar los esquemas de movimiento de los verbos transitivos bidireccionales. Como vemos en las siguientes secuencias, la seña ENSEÑAR, que usualmente es articulada con un movimiento de contorno (desde la LOC del sujeto hasta la LOC del objeto, como se muestra en la Secuencia 114, CLESCO-014, 02:32-02:38), puede también prescindir de este desplazamiento y limitarse a señalar, espacialmente, los roles con la orientación de las manos (como se muestra en la Secuencia 77 (CLESCO-049, 06:08-06:10):

sec-114b-k

Secuencia 114

sec-77-k

Secuencia 77

 

Roles semánticos del sujeto y del objeto señalados por los verbos bidireccionales transitivos

Los roles semánticos de los sujetos o los objetos que este grupo de verbos señalan depende del significado léxico del verbo o incluso del contexto. En el caso del objeto, por ejemplo, se observa que su rol semántico puede ser el de un paciente o el de un benefactivo. En los verbos DAR, PRESTAR y AYUDAR, por ejemplo, el objeto es siempre un benefactivo (la entidad que recibe lo dado o lo prestado, que se beneficia de la ayuda). En otras señas, como es el caso de VENCER o ESCOGER, el objeto señalado es siempre el paciente de la acción (el vencido, lo recogido o lo escogido).

 

2) Verbos bidireccionales transitivos inversos (objeto-sujeto)

Hay en LESCO algunos pocos verbos bidireccionales transitivos en los que el movimiento no parte de la LOC relacionada con el sujeto y finaliza en la relacionada con el objeto, sino que las manos se mueven en sentido inverso: primero están señalando al objeto y por último, al sujeto. De allí que se los considere inversos. Entre estas señas, relativamente raras, se cuentan INVITAR y COPIAR . Su esquema de flexión sería:

esquemaobjeto-sujeto-direccionalEsquema de flexión de los verbos bidireccionales transitivos inversos

 

Las Secuencias 152 (CLESCO 007, 00:39-00:40) y 153 (CLESCO 008,00:18-00:20), abajo, muestran ejemplos de este tipo de verbos, en dos ocurrencias de la seña INVITAR. Obsérvese que en el primer caso esta seña comienza alejada del cuerpo, refiriendo al interlocutor del pasaje, quien se comprende allí como el objeto del verbo y finaliza junto al pecho del señante, área del yo, para marcar la primera persona como sujeto: yo te invito. En el segundo caso, el desplazamiento sigue exactamente el orden contrario: inicia en el cuerpo y termina lejos de él, para significar me invitó (un grupo de sordos):

sec-152-k

Secuencia 152

 

sec-153-k

Secuencia 153

 

Por último, es posible observar en la Secuencia 157b (CLESCO-016, 07:38-07:39) una ocurrencia de COPIAR, que también pertenece a este grupo de verbos transitivos bidireccionales inversos. En el pasaje se habla de la interacción de dos personas. Una de ellas es un niño, representado por el señante y la otra, un profesor, ubicado frente a él. El profesor copia materiales para el niño, y la mano activa de la seña se mueve desde el cuerpo (cerca del cual está la mano pasiva) hacia el frente, lo que marca así tanto el objeto como el sujeto de la acción: me copiaba, copiaba para mí. El verbo DAR de la línea siguiente, bidireccional transitivo no inverso, pone en evidencia la diferencia en el esquema de flexión de los dos subgrupos que se explican aquí: en él, la mano sigue el movimiento inverso a COPIAR, desplazándose desde el frente hacia el cuerpo, para predicar una acción con las dos entidades en similares roles gramaticales (el profesor) me daba:

 

sec-157-k

Secuencia 157

 

3) Verbos bidireccionales transitivos recíprocos (sujeto-objeto)

Las señas de este último grupo son de carácter recíproco: cada participante de la acción es al mismo tiempo sujeto y objeto. Esta característica, que depende del significado base de la acción, lleva a que las señas correspondientes muestren una estructura bimanual alternativa. El movimiento de cada mano se repite de modo simultáneo en sentido inverso, comenzando en el lugar del sujeto y finalizando en el del objeto, como muestra el esquema siguiente:

 

esquema-reciproco

Esquema de flexión de los verbos bidireccionales transitivos recíprocos

Estos verbos suelen estar relacionados con acciones de discurso (COMUNICAR, TRATAR-DE-CONVERSAR), que incluyen en LESCO la cercanía de la boca como LOC en su unidad temporal inicial. Debido a eso, verbos como los de la lista anterior son defectivos (lo que significa que no tienen formas para todas las posibilidades de flexión que suelen tener los demás verbos demostrativos de su grupo): al estar anclados en el cuerpo del señante, únicamente pueden variar la LOC de su unidad temporal final. Otros ejemplos de este tipo de verbo son EN-CONTRA, INTERCAMBIAR y ENCAJAR.