Las frases son la mínima estructura sintáctica de LESCO. Se trata de yuxtaposiciones de dos o más señas que se comportan, desde el punto de vista gramatical, como si fueran una sola. Eso significa que todas tienen la misma función dentro de la oración y comparten; además, rasgos no manuales (RnM) similares. Dos ejemplos aclararán esta definición inicial.

El ejemplo que sigue mostrará un caso en el que una seña nominal seguida de una adjetiva cumplen la misma función gramatical, lo que va marcado por una serie de RnM compartidos. Se trata de la Secuencia 52 (CLESCO 006, 04:08-04:09). En ella aparecen las señas OTRO y PERSONA en dos ocurrencias sucesivas. En la primera de ambas ocurrencias, las dos señas comparten la posición de la cabeza y el rasgo c+. En la segunda, ambas comparten, asimismo, la posición de la cabeza y el dirigir la mirada hacia la izquierda arriba: 

sec--52_-k

Secuencia 52

La primera ocurrencia de la frase OTRO PERSONA tiene la función de tópico, mientras que la segunda funciona como sujeto de la oración cuando otra persona habla. Tanto la primera como la segunda ocurrencias de la secuencia OTRO PERSONA conforman frases, ya que ambas señas, en cada caso,  la misma función y comparten RnM similares:

 

Cada una de las secuencias de señas formadas por OTRO PERSONA es una frase. En ellas se tiene un adjetivo determinativo (OTRO) y un nombre (PERSONA). Las funciones de las frases formadas por ellas son típicas de nombres: tópico y sujeto. Es decir, que las frases formadas por esas dos señas son, en su función, nombres, nombres complejos. De allí que se designe a este tipo de estructura como Frase Nominal (FN).

Dos tipos de frases en LESCO

En LESCO se observan dos tipos de frases, determinadas por el tipo de seña que forma el núcleo de esas frases:

  1. Frases Nominales (FN)  cuyo núcleo es un nombre y pueden incluir; además, uno o más de un modificadores adjetivos. Las FN cumplen, como expansiones del nombre, funciones típicas de nombre (núcleos de sujeto y de objeto, así como núcleos de predicado nominal); y
  2. Frases Verbales (FV) que son expansiones de verbos, compuestas por dos señas, una de las cuales modifica a la otra, añadiéndole información de tipo modal.

En las secciones enlazadas se describe cada uno de esos dos tipos.

¿Frases adjetivas? ¿Frases adverbiales?

Muchas teorías gramaticales describen la existencia de expansiones de todas las clases de palabras "llenas" de una lengua, es decir, de aquellas palabras que tienen un significado referencial. En estas se incluye a nombres, adjetivos, verbos y adverbios. En LESCO se observan yuxtaposiciones de señas que forman expansiones de nombres y de verbos, pero no de adjetivos ni de adverbios que puedan ser consideradas frases tal como se las define aquí, es decir, como secuencias de señas que comparten RnM y que conforman una unidad sintáctica.

Considérense los siguientes ejemplos. En la Secuencia 226c (CLESCO 060, 02:54-02:56), abajo, se yuxtaponen dos señas, SOLO y ROJO cuyos significados son, respectivamente, adverbial/adjetivo y adjetivo/verbal. Ambas señas están compartiendo sus RnM y se diferencia, en virtud de ellos, del resto de señas del contexto:

Secuencia 226c

Un análisis detallado de las secuencias de señas mostradas en el ejemplo muestra que ROJO está funcionando allí como núcleo de predicado, por lo que SOLO no está modificando a una seña con función adjetiva; sino a una con función verbal. En tal sentido, no se tiene allí una frase; sino un predicado: allí está el núcleo de predicado (ROJO) con su correspondiente modificador adverbial (SOLO):

tr-9-sec-226-k

Algo similar ocurre con todas las yuxtaposiciones de señas adverbiales y adjetivas/verbales que se han considerado para este estudio. En el caso de las modificaciones de adverbios, estas son hechas siempre con modificadores no manuales, que ocurren simultáneamente con la seña manual. No se han observado, en los datos analizados, yuxtaposiciones de señas adverbiales que pudieran ser interpretadas como frases.