Transitividad, intransitividad y predicados atributivos

Según su significado básico, los verbos determinan la posible estructura del predicado que construyen. Se clasificarán aquí esos predicados en tres grupos:

  1. Predicados transitivos
  2. Predicados intransitivos, y
  3. Predicados atributivos

Aquí se explicará cada uno de los tres, de modo breve, y más adelante se dedicará una sección a cada grupo.

1. Los predicados transitivos se forman con verbos transitivos. Estos son ciertos verbos de la LESCO que para completar su significado requieren que se haga mención, dentro del predicado, de un nombre que aclare cuál es la entidad sobre la cual se ejerce la acción o se cumple el evento sobre los cuales predica el verbo. Son los llamados verbos transitivos (ya en las secciones verbos unidireccionales y verbos bidireccionales, en Morfología, se hizo una breve mención de algunos de estos verbos). Los predicados que estos verbos forman se llaman predicados transitivos.

En estos predicados el núcleo es la seña verbal. En ellos aparece siempre, obligatoriamente y pospuesto a la seña verbal, el nombre que se menciona antes, sin el cual el significado del predicado es incompleto. En general, los nombres que completan la información en los predicados transitivos cumplen los roles de paciente, experienciador o benefactivo y se observa una fuerte tendencia a que aparezcan después del núcleo del predicado. La Secuencia 155d (CLESCO 032, 06:38-06:42) ilustra un predicado transitivo con un verbo existencial, impersonal, no demostrativo, TENER. La transitividad del verbo se completa con el nombre IDIOMA  (hay un idioma), que aquí cumple el rol de experienciador. Sin que se hiciera mención de ese nombre, el verbo HABER no tendría sentido:

sec__155d__k

Secuencia 155d

 

2. Los predicados intransitivos se forman con verbos intransitivos. Estos verbos, a diferencia de los transitivos, no requieren de un nombre obligatorio para completar su significación. De allí que en un predicado intransitivo todos los modificadores nominales que aparecen sean potestativos (es decir, no obligatorios). Estos modificadores muestran una marcada tendencia a aparecer pospuestos a la seña verbal. Eso se observa en el ejemplo que sigue (Secuencia 64, CLESCO-014 04:06-04:09 ). En ella se observan dos señas modificadoras nominales (PAPÁ, Pro1) con rol temático de destinatarios. La primera de ellas, PAPÁ, precede al núcleo de sus predicados :

sec-_64-k

Secuencia 64

3. En los predicados atributivos el predicado informa sobre una cualidad al sujeto, lo describe o define. La seña central en estos predicados es usualmente un adjetivo o un nombre verbificados en virtud de sus posiciones predicativas (por seguir al sujeto). Esta seña núcleo del predicado es de aparición obligatoria. En LESCO, estas proposiciones suelen tener la estructura base de la que es modelo la Secuencia 231b (CLESCO 052, 07:51-07:53). Estas estructuras suelen traducirse al español como oraciones atributivas construidas con los verbos ser o estar:

sec-231

Secuencia 231b


 

Modificadores no obligatorios del núcleo del predicado 

En dos de los tres tipos de predicado de LESCO (es decir, los  predicados transitivos, los  predicados intransitivos, y los predicados atributivos), según se ha explicado arriba, hay señas de aparición cuya aparición obligatoria (casos del nombre que completa la transitividad en los predicados transitivos y del adjetivo o nombre verbificados en los predicados atributivos). Hay, sin embargo, en esos predicados otros modificadores cuya aparición es libre, potestativa. Es común que estos modificadores de aparición no obligatoria precedan al núcleo del predicado. Se observan dos clases entre ellos, determinadas por el hecho de que la seña de aparición no obligatoria sea un nombre o sea una seña de función adverbial. Se los comentará de seguido:

1. Modificadores nominales: son señas nominales (pronombres, sustantivos o adjetivos) que cumplen diversas clases de modificación, según el significado del verbo y el de las propias señas nominales. Estos tipos de modificación, pueden asumir roles temáticos de destinatario, instrumento y locativo. En las tres secciones dedicadas al predicado se observan ejemplos diversos de este grupo de modificadores. Como se verá allí, el factor de orden de aparición descrito se aplica, principalmente, a verbos que corresponden a señas planas. En otros tipos de verbos (demostrativos, espaciales o predicados con proforma) el factor de orden es menos estricto.

2. Modificadores adverbiales. Entre ellos se observan al menos dos tipos:

2.1. Modificadores adverbiales manuales: son señas de significado adverbial que introducen al predicado información circunstancial como tiempo (ANTES, TODAVIA-NO, TODO-EL-DIA, entre otras), negación (NO-3, NUNCA, entre otras) y duda o inseguridad sobre lo predicado (TAL-VEZ, por ejemplo) suelen preceder al núcleo del predicado.

2.2. Modificadores adverbiales no manuales: se trata de un conjunto de rasgos no manuales (RnM) que acompañan ciertas señas o grupos de señas para añadir a su significación básica ciertos matices relacionados, principalmente, con el modo (interrogación, duda, negación, orden) del verbo. Dependiendo del tipo de modificación, estos RnM acompañan a una sola o a varias de las señas del predicado.

La siguiente tabla resume los esquemas de modificadores nominales de aparición obligatoria y potestativa en los tres tipos de predicado:

tabla-modf-predicado-k