Entre los verbos unidireccionales se incluyen señas que pueden modificar sus valores neutros de LOC/OR para señalar, significativamente, una locación espacial en la que se ubica, real o imaginariamente,

  1. Una entidad que es entendida como el objeto de una acción transitiva;
  2. Una entidad que es entendida como el sujeto de una acción (por lo general intransitiva) o un estado;
  3. Un lugar en relación con el cual ocurre la predicación (un lugar que es el origen o el destino del movimiento, un lugar donde ocurre lo predicado).

En todas esas variantes, el procedimiento usado suele ser similar: primero, debe establecerse una relación significativa entre una locación espacial y una cierta entidad o lugar. Una vez definido un cierto punto del espacio como el sitio donde se encuentra(n) la(s) entidad(es) o lugares que se quiere referir, las manos pueden indicar hacia ese punto de diversas maneras: pueden moverse en esa dirección, articularse cerca de ella, orientar hacia ella una parte específica de la(s) mano(s) articuladora(s) o incluso, utilizar simultáneamente varias de estas posibilidades. 

Debe resaltarse que la modificación de los valores de LOC/OR establecidos en las formas neutras de estas señas es de carácter potestativo, lo que quiere decir que depende del señante hacer tal variación o decidir no modificar la seña y referir el argumento relacionado con ella a través de una estrategia sintáctica, es decir, articulando aparte la seña que refiere a ese argumento. El rango de posibilidades incluye asimismo que el señante mezcle ambas opciones en el transcurso de una misma conversación.

Los esquemas usados para representar de modo abstracto cada uno de los verbos unidireccionales

En las explicaciones que siguen se esquematizará el movimiento de las manos a través de esquemas como el que sigue, en el que aparece el espacio de las señas visto desde arriba. Aquí se representa el caso de los verbos unidireccionales transitivos, que señalan espacialmente su objeto:

esquema-objeto-direccional

Esquema 1

Es necesario aclarar que la flecha recta y la dirección atrás/adelante no son más que una abstracción para explicar que la(s) mano(s) se dirigen u orientan hacia una LOC entendida como ocupada por el objeto del verbo, en este caso. En realidad, las posibilidades de movimiento y orientación de las manos son mucho más variadas, ya que dependen, entre otros factores, de las ubicaciones contextuales de los objetos. Estos pueden ser, por ejemplo, el mismo señante, o estar no al frente de quien seña; sino a un lado. Si se representara cada uno de estas variaciones, se tendría:

esquema-objeto-direccional-flex1          esquema-objeto-direccional-flex3     

Esquema 2                           Esquema 3

Otras variaciones posibles serían que en lugar de un objeto singular tuviéramos uno múltiple. En tal caso, todavía es posible encontrar variaciones en la forma de movimiento determinadas por el uso del morfema [contorno.curvo] -que aquí pluralizaría el objeto- o algún matiz aspectual como, por ejemplo, que la acción una acción realizada de modo exhaustivo. Los siguientes esquemas representan ambas posibilidades:

esquema-objeto-direccional-flex6               esquema-objeto-direccional-flex5

Esquema 4                           Esquema 5

Retomando la explicación que abre este apartado, es necesario que los lectores recuerden que el Esquema 1 es en realidad una abstracción que comprende variaciones como las mostradas por los Esquemas 2-5.

Verbos unidireccionales transitivos 

Las señas incluidas en este primer grupo corresponden a acciones transitivas y marcan su objeto espacialmente, indicando una locación espacial en la que se encuentra o se supone que se encuentra la entidad entendida como objeto de la predicación. El sujeto de la predicación no se marca espacialmente en estas señas. Se esquematiza esta posibilidad del siguiente modo:

esquema-objeto-direccional

Esquema unidireccional-OBJETO

 

El objeto marcado por la variación en LOC/OR por los verbos unidireccionales transitivos es usualmente un benefactivo. Considérese, para aclarar ese término, algunos ejemplos con la seña EXPLICAR, que es parte de este grupo de señas. El significado de EXPLICAR se relaciona siempre con tres argumentos: un sujeto (quien explica), un objeto (lo explicado, el tema de la explicación) y un benefactivo (quien recibe la explicación). Es al benefactivo, es decir, a quien recibe la explicación, el argumento al cual apunta la seña. Eso significa que, usualmente, el verbo EXPLICAR no marca espacialmente más que ese único argumento. En las Secuencias 81c (CLESCO 032, 04:01-04:04) y 80c (CLESCO 032, 05:06-05:08). Las locaciones de las UT finales de la seña EXPLICAR en ellas indican las coordenadas en las que se encuentra o se supone presente la entidad a la cual se explica algo. Sobre la base de esta estrategia, el contexto aclara, en cada caso quién recibe la explicación, como se evidencia en las traducciones dadas:

sec-81b-k

Secuencia 81c

Se observan en la Secuencia 80c dos personajes. El primero de ellos, Pro1, corresponde a la persona del señante, que llega a un aeropuerto desconocido. El segundo personaje es presentado por las señas INDICE, SORDO y  GUIA (alguien sordo, como un guía), una persona sorda que ha sido enviada al aeropuerto a recoger al protagonista. Los dos personajes se relacionan, espacialmente, a partir de dos posiciones opuestas, definidas por la postura corporal. Al momento en que ambos personajes se encuentran (ENCONTRARSE-CON), el señante se define por mirar hacia arriba y tener la cabeza y el cuerpo inclinados a la derecha. La postura relativa de las manos en ENCONTRARSE-CON y luego en APRETÓN-DE-MANOS aclaran que la persona que se acerca por el lado derecho es más alta que el señante. En consecuencia, cuando el cuerpo y la cabeza cambian de postura, inclinándose hacia la izquierda, para señar EXPLICAR, resulta claro que ya no es el personaje Pro1 quien hace de sujeto, sino la otra persona. Las manos se dirigen entonces hacia abajo y a la izquierda, con lo que marcan al Pro1 como benefactivo de la acción (quien recibe la explicación: el guía me explicó):

 

sec-80c-k

Secuencia 80c

Como en la Secuencia 81c, hay también en la Secuencia 80c dos personajes. El primero de ellos, representado por Pro1 (es el mismo señante, en el pasaje); el segundo es un personaje plural, que ha sido nombrado antes y agrupa a diferentes personas que abordan al señante a su llegada a una universidad en el extranjero. Este segundo personaje conversa con el señante como su "público". La secuencia abre con el señante terminando un relato, tras lo cual recibe varias preguntas, marcadas con el verbo PREGUNTAR[repetido]. El público, al formular su pregunta, es representado por una postura corporal en la que la cabeza y el cuerpo se inclinan hacia la izquierda, mientras se mira hacia arriba y a la izquierda (como alguien que está sentado y conversa con alguien que está de pie). Cuando Pro1 aparece (segunda línea de fotogramas), esa postura corporal cambia: el cuerpo se inclina ahora a la derecha y la cabeza y la mirada se dirigen hacia abajo y la derecha, correspondiendo a la postura de quien, estando de pie, contesta a quien está sentado. Por eso las explicaciones (el verbo se repite tres veces) se dirigen hacia puntos ubicados delante y a la derecha del señante.

 

Tanto la Secuencia 81c como la 80c ilustran, en el caso de APRENDER, una forma de verbo transitivo unidireccional que difiere de la mostrada en EXPLICAR. Se trata de una forma invertida, relativamente poco común, en la que las manos se mueven desde la LOC del objeto y no  hacia ella. En la Secuencia 81c, cuando se retoma en APRENDER la postura corporal de cuerpo y cabeza inclinados a la derecha, se entiende que el sujeto es nuevamente la primera persona singular. Las manos, que inician su movimiento en la coordenada "arriba/derecha", relacionada con la persona del guía sordo, marca a esta persona (o lo que ella explica) como objeto del verbo APRENDER. Las manos luego se mueven hacia la cabeza, locación que no es morfológica, sino léxica. De allí el carácter "Inverso" de esta seña. Lo mismo se observa en el caso de APRENDER en la Secuencia 80c, donde la postura del cuerpo es la definida para el personaje del público, que es entonces sujeto de APRENDER. De allí que el verbo inicie su movimiento en la coordenada "arriba". El siguiente gráfico representa esta variante:

 

esquema-objeto-direccional-inverso-aprender

Esquema unidireccional-OBJETO (verbo inverso)

Las formas adoptadas por las señas de este grupo, su manera de marcar espacialmente su objeto, dependen en buena medida de su tipo estructural. Cuando una seña de este grupo es unimanual (como en el ejemplo de NECESITAR), bimanual simétrica (como en EXPRESAR) o bimanual alternativa (como en EXPLICAR), lo común es que las puntas de los dedos se orienten hacia la LOC entendida como objeto. En el caso de las señas bimanuales asimétricas (como es el caso de ESTUDIAR) es usual que la mano pasiva se ubique en cerca de la LOC correspondiente al objeto y la mano activa apunte con los dedos o se mueva hacia la LOC del objeto). Es oportuno indicar que la mayoría de los verbos pertenecientes a este grupo pueden calificarse como defectivos, ya que no parecen tener formas para señalar la primera persona singular como objeto. Cuando esto se hace necesario, se marca el objeto con el pronombre Pro1 o con un INDICE.

Entre otras señas que califican dentro del grupo de los verbos unidireccionales transitivos se encuentran EXPLICAR , COMPRAR, ESTUDIAR, ACONSEJAR, ESPERAR (en el sentido de esperar a alguien) y PAGAR.

 

Verbos unidireccionales que señalan el lugar de la predicación 

En este apartado se muestran varias estrategias seguidas la LESCO para indicar lugares relacionados con lo predicado. Considérese la Secuencia 116 (CLESCO-036, 02:33-02:36 ):

 

sec_116_k 

Secuencia 116

El comentario sobre la secuencia anterior comenzará con la seña glosada como TRAZADOR-5-en+, articulada con el valor LOC mV1Pecho. Esta seña con proforma suele aparecer con la función de marcar una LOC como espacio de la predicación, que es usado por las señas subsiguientes. En este contexto, TRAZADOR-5-en+ establece COSTA-RICA, señada inmediatamente antes, como el lugar de la predicación: en Costa Rica.... De seguido, la mano pasiva de ESCONDERSE, la seña que sigue a TRAZADOR-5-en+, se ubica en la misma LOC mV1Pecho, su mano activa se mueve desde pV1Cuello y pasa bajo mV1Pecho. Esto marca la LOC mV1Pecho como el lugar donde ocurre la acción predicada por ESCONDERSE: En Costa Rica, se esconden... Otra seña que sigue un esquema como el de ESCONDERSE es QUEDARSE. Este esquema puede representarse como sigue:

esquemalocacion-direccional

 

Siguiendo con el análisis de la Secuencia 116, se tiene la seña nominal CASA, que nombra el lugar previamente señalado por ESCONDERSE como el lugar de la predicación. Una vez completada la seña CASA, su mano izquierda permanece en la misma LOC. SALIR, que se articula dos señas después, usa la mano izquierda de CASA como MP. Esta mano, justamente, señala el lugar de referencia para SALIR: no salen de la casa. SALIR sigue un esquema diferente al descrito antes para ESCONDERSE, en el sentido de que la LOC significativa en ella no es la de final, sino la de inicio (Otra seña que sigue el esquema de SALIR es IRSE ):

esquemalocacion-origen

Esquema unidireccional-LUGAR DE ORIGEN

  

 

 

Verbos unidireccionales que marcan su sujeto

El último de los predicados unidireccionales descrito aquí es el que señala una locación para indicar su sujeto, es decir, que la entidad relacionada con esa locación debe ser entendida como el sujeto de lo predicado, que es de naturaleza intransitiva. Esto se esquematiza así:

 

esquema-sujeto-direccional

Esquema unidireccional-SUJETO

La Secuencia 113 (CLESCO 015, 01:06-01:08) muestra una seña de este tipo. Se trata de APARECER. Esta seña puede articularse de tal modo que las manos se ubiquen en un punto cercano o hacia un punto cercano al que se ha establecido como ocupado por la entidad que se debe entender como sujeto, es decir, la entidad que aparece. En el ejemplo mostrado, el señante articula APARECER en un punto ubicado a la derecha (mV1Pecho) de su locación usual (mV0Pecho). De seguido, dirige un INDICE para señalar en esa dirección, tras lo cual articula RATON para nombrar la entidad sujeto. Esta secuencia establece que el ratón debe ser entendido como el sujeto de aparecer. Se trata de un caso en el que el señante decide utilizar tanto la opción de modificar espacialmente la seña predicativa como de articular la seña que corresponde al argumento sujeto (RATON). Las razones para esto son de tipo discursivo: en el pasaje, se habla por primera vez del ratón (información nueva), por lo que el señante redunda en su presentación:

sec-113-k

Secuencia 113

Un ejemplo muy interesante de este tipo de seña que marcan su sujeto con LOC/OR se ilustra abajo en la Secuencia 120 (CLESCO 011, 03:13-03:19). Se trata, allí, de DESAPARECER. En la secuencia se cuenta que un búho está erguido al pie de un árbol y luego desaparece. Se sabe que el sujeto de DESAPARECER es el búho porque en la LOC donde se encuentra, el lado exterior del antebrazo de la mano pasiva, se articulan las unidades temporales inicial y la final de DESAPARECER (la segunda ocurrencia): el búho desaparece... La forma neutra de DESAPARECER corresponde a la primera de las dos ocurrencias de esa seña en la Secuencia 120):

sec-120-k

Secuencia 120

Entre otras señas de la LESCO que siguen este patrón se tiene BRILLAR, NO-PODER, TERMINAR (en el sentido de algo termina), DEBER, ESPERAR (en el sentido de alguien espera) y SER-DIFERENTE .

Señas que se incluyen en más de un subgrupo

En las listas de ejemplos de predicados unidireccionales aparecen algunas señas en más de un subgrupo. Las señas ESPERAR y TERMINAR, por ejemplo, aparecen tanto en el subgrupo que marca objeto como en el que marca sujeto. La seña FIRMAR puede asimismo marcar con su LOC variable la entidad relacionada como sujeto (ese de allí firma) tanto como el objeto (hay que firmar eso). Esta valencia múltiple de una misma palabra es algo muy común en cualquier lengua. En español, por dar un ejemplo, se tiene que un verbo como DORMIR, típicamente intransitivo, puede lo mismo aparecer en un predicado transitivo: durmió una larga siesta.