Desde el punto de vista semántico, la proposición es una unidad lingüística en la que se dice algo acerca de una entidad. Lo que se dice, el evento, constituye el predicado de la proposición. Por su parte, la entidad relacionada con el evento constituye el sujeto de la proposición. De allí que de un punto de vista formal una proposición sea una unidad sintáctica constituida por un sujeto y un predicado. Cualquier seña que ocupe el lugar principal (núcleo) del sujeto se considera un nombre. Cualquier seña que ocupe el lugar principal (núcleo) del predicado se considera un verbo. Cuando una proposición tiene sentido completo e independencia sintáctica (es decir, que tiene una serie de rasgos no manuales no compartidos con las secuencias que la anteceden y suceden) entonces se dice que esa proposición es igual a una oración simple. En esta gramática no se discutirán las diferencias entre una y otra, debido a que no se cuenta con suficientes evidencias para definir los límites entre ambas. En muchos ejemplos; sin embargo, se señalará cuándo el conjunto formado por sujeto y predicado constituyen una proposición o una oración simple. Esto se hará, principalmente, en el marco de la descripción de la oración compuesta: una oración compuesta está formada por dos o más proposiciones. Con lo datos de que se dispuso para este estudio, sólo en ese ámbito resultan claras las diferencias entre proposición y oración simple.

El sujeto y el predicado son también unidades gramaticales, unidades sintácticas, que pueden estar constituidas por una o varias señas. No es raro que en algunos contextos se deba inferir cuál es el sujeto o el predicado de una cierta proposición, pues faltan las señas que los codifican. Esto pasa porque en el contexto compartido por los señantes resulta posible hacer inferencias para recuperar sin equívocos la información no codificada por unidades lingüísticas.

Los ejemplos siguientes permitirán hacerse una mejor idea de lo que son estas unidades sintácticas:

1

El ejemplo siguiente es un fragmento de la Secuencia 2b (CLESCO 019, 05:08-05:12). En él encontramos una proposición. Se habla allí de una entidad (MUCHO SORDO), el sujeto, y de un evento (APARECER), que es el núcleo del predicado (NPred). El sujeto es complejo, en el sentido de que está constituido por dos señas. Las dos constituyen una frase nominal (FN). La seña MUCHO hace las veces de modificadora de SORDO, que es el núcleo de la FN:

 

tr-2b-sec-019-k

 

2

Abajo, el Ejemplo 2, correspondiente a la Secuencia 12, (CLESCO 060, 00:22-00:24) muestra una proposición cuyo sujeto, DIA (aquello de lo que se habla) está formado por una única seña, mientras que el predicado (el evento), está formado por varias señas, Pro1 y  TERRIBLE. La primera modifica a la segunda, pues declara a quién afectó el evento (para mí). Eso significa que TERRIBLE puede ser considerado aquí un verbo, pues ocupa la posición de núcleo del predicado (NPred), mientras Pro1 funciona aquí como modificador de ese núcleo (ModNPred):

tr-16-sec-12d-k

 

 

3

El Ejemplo 3 es algo diferente a los anteriores. Se trata del análisis sintáctico de la Secuencia 282_2 (CLESCO 057, 07:47-07:52), cuya proposición no tiene un sujeto explícito, representado por una seña manual, sino que se lo supone por el hecho de que quien formula la pregunta está mirando a los ojos a la persona con quien conversa. Se trata del sujeto que aquí se considera tácito (callado). El predicado, a su vez, consta de tres señas. Una de ellas, VER, es el núcleo, la palabra más importante del predicado (NPred), y las otras dos nombran entidades que complementan (modifican) a VER, al decir qué fue lo visto. DELFÍN y BALLENA tienen  la misma función gramatical, son ambas el mismo tipo de modificador. Por eso una de ellas recibe la etiqueta de Mod1NPred (modificador uno del núcleo del predicado) y la otra, de Mod2NPred:

 tr-27a-sec-282-k

 

4

El Ejemplo 4 es la respuesta a la pregunta formulada en el Ejemplo 3 anterior, ¿Ha visto Ud. delfines, ballenas? Aun cuando la respuesta se limita a una seña negativa, NUNCA ( Secuencia 282-1, CLESCO 057 07:47-07:52). es comprendida como una proposición completa, en la que la información faltante (toda la contenida entre paréntesis en la traducción del Ejemplo 4) es provista por el entorno:

tr-27b-sec-282-1-k

 

5

El caso del Ejemplo 5, correspondiente a la Secuencia 217b (CLESCO 009, 09:29-09:33) muestra dos proposiciones. La primera, muy compleja en su estructura, es "repetida" por una segunda proposición, que consiste, exclusivamente, en una negación no manual (la cabeza se mueve lateralmente, no hay señas manuales que acompañen ese movimiento). Esa negación es en sí misma, por su significado, una proposición equivalente a la primera, pero tremendamente más simple desde el punto de vista formal. En ella no es posible distinguir partes:

 

tr-32-sec-217b-k

 

Funciones gramaticales del nombre: Los roles temáticos

No solamente la posición de núcleo de sujeto es propia de los nombres. Existen otras funciones típicas del nombre en la proposición. Para definirlas, se usa en la gramática de la LESCO la teoría de los roles temáticos (Keller y Leuninger, 1993). En ella se distinguen siete funciones básicas o roles temáticos del nombre:

1. El agente: el agente es un nombre que se entiende como iniciador consciente y voluntario de una determinada acción. El agente en LESCO aparece siempre en función de sujeto de proposiciones con verbos de acción. Un ejemplo de agente es la seña PAPÁ en la siguiente proposición (extraida de la Secuencia 149, CLESCO) :   

tr-sec149

 

2. El tema: Los ejemplos transcritos abajo, correspondientes a la Secuencia 232b, (CLESCO 052, 05:36-05:38) y la Secuencia 183  (CLESCO 015, 01:20-01:24), abajo, muestran ejemplos del rol temático denominado tema. El tema es un nombre que representa una entidad que se ve afectada por la acción predicada. A diferencia del agente, el tema implica una participación no voluntaria y usualmente no consciente en lo predicado. Los verbos que definen el tema pueden ser verbos de acción o verbos de estado. El tema ocupa siempre, como el agente, la función de sujeto:

tr-sec232b

 

tr-sec183

 

 

3. El paciente: La misma Secuencia 183 que ilustra el rol de tema servirá para mostrar un ejemplo del rol paciente. El paciente es un nombre que se entiende como la entidad sobre la cual se cumple la acción iniciada por un agente. Se trata siempre, por tanto, de verbos de acción. El paciente aparece, entonces, como modificador principal del núcleo del predicado. El paciente participa en la acción de modo involuntario y usualmente, no consciente. En la proposción que sigue se observa un paciente representado por la seña CARRO, en la que se cumple la acción de VER:

tr-sec183

.

Y en la siguiente proposición, extraida de la Secuencia 149 (CLESCO 055, 00:41-00:43) se observa un paciente representado por la LOC final del verbo RECOGER, que al corresponder al pecho de la señante implica que es ella quien es recogida:

tr-sec149

 

4. El experienciador: El experienciador es un nombre que representa una entidad que experimenta un estado físico (como estar ubicado en un sitio) o psicológico. En LESCO pueden hallarse nombre en rol temático de experienciador como núcleos del sujeto, como muestra la siguiente proposición, que corresponde a la Secuencia 231:

tr-sec231

 

O también como complementos del verbo HABER en función existencial en el predicado, como muestra la seña LESCO en la proposición de abajo (extraida de la Secuencia 97) :

tr-sec97b

 

5. El destinatario: Este rol temático implica la participación por lo común consciente pero no voluntaria en lo predicado. Su posición más común es en predicados de proposiciones donde un paciente sufre la acción de un agente, en cuyo caso indica la finalidad de la acción o la entidad para la cual se realiza lo predicado, pero puede también aparecer en proposiciones cuyos predicados no tienen un paciente. Un ejemplo de lo primero muestra abajo el análisis gramatical de la Secuencia 130, en la que el rol de destinatario es señalado con la locación final (+abajo/derecha) del verbo DAR. En esa locación se ha ubicado, proposiciones antes, el personaje de un pequeño muñeco de nieve, que es quien recibe lo dado:

tr-45-sec130-k

 

En los siguientes ejemplos, cuyos análisis gramaticales se muestran abajo, aparecen otras dos ocurrencias del rol temático destinatario. En la primera de esas dos secuencias ( Secuencia 27) este rol aparece codificado a través de una frase nominal, formada por el pronombre Pro1 (mi) y la seña compuesta, HERMANO^MUJER (hermana). En el segundo ejemplo ( Secuencia 232b), el destinatario es codificado por un pronombre (ProPlural):

 

tr-sec27

 

tr-sec232b

 

6. El instrumento: Este rol temático corresponde a los nombres que representan entidades usadas como medios para lograr el cumplimiento de una acción. El nombre en rol de instrumento ocurre, exclusivamente, en el predicado. En la siguiente proposición, extraida de la Secuencia 149, la seña MOTO corresponde a ese rol:

tr-sec149

 

El rol de instrumento suele ser codificado en LESCO, al igual que en otras lenguas de señas descritas (ver Oviedo, 2001), a través de señas con proforma. En ellas, la forma adoptada por la mano representa una herramienta, un objeto usados para llevar a cabo una cierta acción. Ejemplos de ello se muestran a continuación. El primero, correspondiente a la Secuencia 31d (CLESCO 026, 03:49-03:50) , abajo, ilustra un instrumento, un cuchillo, con el que se realiza la acción de cortar una hoja (la hoja así representada corresponde al paciente de la acción). Tanto el instrumento (LAMINA-B) como el paciente (MANO-S) están siendo codificados por proformas:

sec-323-k

Secuencia 31d

El siguiente ejemplo corresponde a la Secuencia 205 (CLESCO 047, 01:38-01:39), en la cual se observa la proforma TIJERAS-V→H. Las manos representan allí tenazas o tijeras (instrumento) que cortan unos bananos (paciente), ubicados por encima del personaje y definidos, por tanto, por la locación de las manos:

sec-205

Secuencia 205

 

7. La locación: el locativo corresponde al rol en el que un nombre asume el papel de informar sobre el lugar donde ocurre una acción o se atribuye una cualidad. El locativo ocurre únicamente como modificador del núcleo del predicado. Un ejemplo lo muestra la Secuencia 97 (abajo), en la que la seña GUANACASTE hace las veces de núcleo del modificador del predicado, y la seña INDICE+ar es modificador de GUANACASTE:

tr-sec97b

 

 

¿Qué temas abordará el estudio de la proposición?

El estudio de la proposición se dividirá en diferentes temas relacionados con la estructura de estas unidades sintácticas y sus componentes. Se describirá el sujeto en LESCO, las formas en que aparece y los significados que cobra. Se describirá, asimismo, el predicado, su estructura de acuerdo con el significado básico de las señas que predican, los tipos más comunes de complementos y modificadores que aparecen en él. A la descripción del predicado se dedicarán tres secciones complementarias: predicado atributivo, predicado transtivo y predicado intransitivo.

Luego de revisarse por separado las partes que componen la proposición, se abordará el tema de la modalidad (estrategias de negación, interrogación, expresión de duda y obligación). Por último, se describirán diferentes maneras de realizar comparaciones y de elaborar enumeraciones.