El Proyecto de Descripción Básica de la Lengua de Señas Costarricense - LESCO - fue financiado con dineros públicos costarricenses. Su ejecución implicó la contratación de un grupo de personas que realizaron la planificación del proceso y la posterior preparación de las herramientas para recolectar, analizar, organizar y publicar los datos. El Centro Nacional de Recursos para la Educación Inclusiva - CENAREC - fue la entidad responsable de toda la logística que permitió gestionar los recursos humanos, materiales y financieros del Proyecto.

Linea Separadora

logo CENAREC

El aprendizaje de dicha lengua se compone de cuatro niveles; no obstante la “(…) descripción del contenido de esos cursos es (...) poco clara. Este se resume en función del desarrollo de “competencias comunicativas” y en el dominio de los contenidos aprendidos en el o los niveles precedentes del mismo curso (…) (Oviedo, 2008, p. 16). Las personas que logren aprobar esos cuatro niveles además, tienen la posibilidad de continuar los estudios de la lengua para convertirse en intérpretes.

En el marco de la educación inclusiva, actualmente el propósito es introducir la enseñanza del LESCO como primera lengua para la población estudiantil sorda, dentro de un modelo educativo bilingüe.

Es importante mencionar que en el año 2001, el Poder Ejecutivo de nuestro país emite la Directriz N° 27, con el objetivo de garantizar el cumplimiento de los derechos de las personas con discapacidad y mejorar su calidad de vida, para ello establece que todas las instituciones públicas deberán reconocer la Lengua de Señas Costarricense
como una forma de comunicación oficial de la población sorda del país.

Autor: Melania Aragón Durán, Departamento Investigación, Cenarec 2005-2010

 Logo160px

cargar más presiona SHIFT para cargar todo cargar todo